El dieléctrico

Es la base de la tecnología del Harmony. Un dieléctrico es básicamente un espejo que refleja electrones. Un espejo "normal" refleja la luz o sea fotones.

Lo que ha desarrollado Joachim Wagner tras más de 20 años de investigaciones es, el desarrollo de una serie de herramientas para su uso en diferentes entornos, que tienen en común el orden a nivel quántico.

Si en un dieléctrico montamos una serie de 768 resonadores, que estén interconectados en tres dimensiones, tenemos un descubrimiento tecnológico, que actúa sobre millones de frecuencias diferentes y es capaz de producir impulsos ordenados a partir de casi cualquier sistema caótico. Estos impulsos ordenados transforman entonces el sistema, gracias a que se presentan en forma ordenada. Podemos ver a continuación como ocurre esto:

Cada electrón puede chocar en cualquier momento y con cualquier ángulo contra el espejo. Debido a la sofisticada red de resonadores, el electrón no puede abandonar de cualquier manera el espejo, sino tan solo por una serie concreta de salidas, abiertas para las respectivas frecuencias. Este proceso elimina las resonancias problemáticas y los "medios enlaces", que llegan de un electrón junto con otro semejante. Gracias a ello tan solo sale un electrón "limpio", capaz de producir un fuerte campo coherente, que empuja a otros electrones semejantes a una oscilación limpia sin influencias perturbadas. Puesto que el campo ya no estará formado por un "revuelto montón de información", sino por una serie de líneas coherentes de frecuencias paralelas (explicado de forma simplificada), las oscilaciones naturales solo atraerán aquellos electrones y su información, que son necesarias para el buen funcionamiento de sus células y su ser. Gracias a que no se darán más las vibraciones y uniones incompletas no llegaran más energías alteradas a las células.

De esta forma se logran las condiciones para el funcionamiento óptimo de cualquier sistema. Por esta razón la tecnología del Harmony tiene un tan amplio espectro de utilización: No se trata de una tecnología especifica para ningún sistema en especial, como todas las demás herramientas y aplicaciones humanas; así mismo ni extrae ni añade nada a un sistema.

La tecnología del Harmony logra, a diferencia de cuanto ha conseguido hasta ahora el ser humano, no de hacer algo para cambiar de alguna manera un sistema, permitiendo que cada sistema encuentre su función óptima, al conseguir el requisito primordial, de evitar la llegada masificada de informaciones ajenas y a veces dañinas. De esta manera le llegan al sistema aquellas informaciones que son vitales para su supervivencia.

Se puede colocar la tecnología del Harmony tanto en la fuente, como en la recepción de un caudal de ondas en funcionamiento. Por ejemplo, se puede colocar una unidad apropiada de Harmony en un punto clave de un sistema de suministro eléctrico o de un teléfono inalámbrico. En base a la evidencia de que no se darán mas vibraciones y uniones incompletas, no se producirá mas electro smog. Como alternativa, una persona puede llevar otra unidad de Harmony sobre su cuerpo y eliminar la mayor parte del electrosmog a la que está expuesta. Como resultado una energía "enfermiza" y confusa tendrá una resonancia fuertemente reducida en usted y sus efectos podrían desaparecer completamente. Tanto en el interior como en el exterior de edificios, se pueden también eliminar totalmente las energías perturbadoras, producidas por formas y alineaciones "desgraciadas".

Todavía hay dos efectos más a largo plazo, que son de gran importancia:

A) Si desaparecen las uniones incompletas, no podrán regenerarse y reproducirse por si solas las informaciones perturbadoras, que éstas han dejado en sus células como "sistemas operativos" y paso a paso éstas irán desapareciendo. Por esta razón a menudo se descubren inmediatamente beneficios en el uso de la tecnología del Harmony, a lo que sigue un mayor lapso de tiempo de hasta dos años, durante el cual aparecen diariamente pequeñas y sutiles mejorías. Estas tan solo se pueden sospesar claramente viéndolo en retrospectiva. A veces los beneficios no son claramente tan inmediatos y solo se pueden notar las mejorías a largo plazo.

B) Si toda su forma de vida se fundamenta en la dependencia y absorción indefensa de todo lo que le rodea, se volverá usted más independiente y decidido, tomando un mayor control sobre su propia vida. Esto tiene como resultado que su vida "funcionara mejor" y será mas gratificante, o por lo menos lo parecerá; lo que de veras pasará es que gracias a que el caos interno irá desapareciendo paso a paso, estará usted en mejores condiciones para ver a donde quiere ir a parar y para decidir de acuerdo con ello.   
 

Volver a la tecnología

Volver al menú principal

imprimir   

Su lugar de residencia
 
Si ha escogido su lugar de residencia, la página web le podrá enseñar contenidos propios del lugar.